Blog

El sector agrícola apuesta al comercio electrónico, y en Grupo Silca estamos preparados

La realidad hoy es que el comercio electrónico o ecommerce es una tendencia en el comercio internacional de la cual tenemos que estar al tanto sí o sí. En el contexto de la pandemia por COVID-19, más que nunca, el sector agrícola ha consolidado su papel como fundamental en la seguridad alimentaria del mundo. Los productores tienen un gran conocimiento productivo y hoy están integrándose al mundo digital como canal de comunicación y apoyo a la venta. Poco a poco, los mercados en línea se convierten en centros de negocios, mientras que las principales cadenas de distribución de alimentos ya han desarrollado plataformas electrónicas, lo cual encamina a productores y otros actores de la cadena de valor a integrarse a la tendencia.

Estrategias de comercio electrónico para el sector agrícola

Aunque la tendencia del comercio electrónico avanzaba progresivamente, fue en 2020 que observamos un crecimiento exponencial en estas operaciones. La pandemia por COVID-19 potenció el proceso de digitalización de las actividades comerciales, y aunque la mayoría de éstas se dio en el mercado de consumo, el crecimiento también alcanzó a sectores como el agrícola. En México, 9 de cada 10 compradores en línea utiliza su celular, un dato que da cuenta del potencial de negocios que todos portamos en el bolsillo. El año pasado varias empresas pertenecientes al sector agrícola optaron por incluir un modelo de negocio en línea para comercializar maquinaria, refacciones, equipamiento, insumos, cosechas y otros productos y servicios en alguna de estas modalidades:

Leads de ventas B2B generados en línea. Este es un sector mayormente orientado a los negocios de empresa a empresa, el comercio electrónico facilita que se generen conexiones que resultan en una venta.

Ventas en línea. Los sistemas de pago y financiamiento se encuentran en proceso de desarrollo, por lo que las ventas en línea de la industria son todavía escasas.

Subastas. Existen plataformas con diversas modalidades de subasta, desde la clásica, donde los compradores parten de un precio base, como la inversa, donde un comprador publica lo que están dispuestos a adquirir y son los proveedores quienes compiten por una venta.

Listings. Estos son espacios virtuales con catálogos de productos y servicios extensos, con diferentes proveedores para cada uno de ellos. Funcionan generalmente como espacio de encuentro y potencian la competitividad.

Beneficios del comercio electrónico

Además del precio, la tecnología y el servicio ahora son aspectos fundamentales en las ventas del sector agrícola, afortunadamente, el comercio electrónico aporta beneficios como:

Facilidad de conseguir clientes. Las diferentes herramientas de aumento de tráfico en los sitios en línea son una herramienta indispensable, pueden ser diseñadas para atraer a clientes potenciales con solo un click, solicitar cotizaciones en automático o pedir informes por medio de asistentes virtuales o por aplicaciones como Whatsapp.

No tiene fronteras. Si un cliente está buscando algo, lo encontrará en alguna parte del mundo. El comercio electrónico permite participar en transacciones de ventas sean nacionales o internacionales.

Mejora la imagen de la empresa. Un punto de venta virtual es un valor añadido para el cliente. Las soluciones en línea proveen información comercial detallada, resuelven inquietudes antes de la compra, y apoyan en actividades posteriores a la venta, como recompra o servicio.

Está abierto las 24 hrs. Los horarios de oficina o las zonas horarias no son inconvenientes en las transacciones en línea. Integrarse al ecommerce significa tener un punto de venta abierto permanentemente.

Impacto positivo en el sector agrícola

Los beneficios y modalidades planteados dan cuenta del potencial del comercio electrónico como factor de crecimiento del sector agrícola. Más allá del aspecto comercial, este modelo de negocio puede impactar positivamente en la eficiencia de las operaciones, reduciendo costos y mejorando tiempos. Su implementación requiere, por ejemplo, la digitalización de inventarios y catálogos en línea, lo que supone un paso hacia la modernización de los sistemas logísticos internos. En los próximos años, se espera que los usuarios sigan usando las tecnologías para comprar y vender desde sus computadoras o celulares, por lo que utilizar el comercio electrónico como herramienta es cada día más factible para el sector.

¿Y cómo Grupo Silca puede ayudar a hacerlo realidad?

Uno de los mayores retos del comercio electrónico radica en el desarrollo e implementación de soluciones de logística óptimas. Este punto es estratégico para la capacidad de transportar y exportar del sector, y clave en su crecimiento. Se requiere de infraestructura y estrategias robustas para llevar en tiempo y forma los materiales y productos que el sector agrícola comercializa cruzando fronteras. La industria agrícola tiene retos únicos que Grupo Silca tiene la capacidad de solucionar, como proyectos con carga sobredimensionada, exportación e importación de productos perecederos, o gestión de carga a granel. En todo caso, nuestra experiencia de 20 años, un equipo de trabajo multidisciplinario, y una extensa red de servicios nos permite ofrecer las soluciones de logística eficientes y robustas que el sector agrícola necesita. Infinitas soluciones para infinitas situaciones.

Uno de los mayores retos del comercio electrónico radica en el desarrollo e implementación de soluciones de logística óptimas.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporativo Grupo Silca

servicio.clientes@silca.com.mx
+52 (314) 331 1100 / +52 (314) 145 5391

 

Av. La Audiencia #48 Int. 76-A
Colonia Península de Santiago
CP 28867
Manzanillo, Colima
México