Blog

La crisis de los contenedores: ¿Una oportunidad para México?

En el mundo del comercio exterior, todos estamos conectados. Desde 2020, las cadenas de suministro a nivel global viven la llamada “crisis de contenedores”, con el transporte marítimo como escenario. Siendo que el 80% de los bienes producidos en el mundo se transportan por barco, la situación tiene un impacto nunca visto.

¿Qué está pasando?

En pocas palabras, cientos de miles de contenedores no están donde necesitan estar para cumplir con la programación en la cadena de suministro. La escasez ha hecho que los precios de transporte hayan aumentado considerablemente desde Asia, y hay cuellos de botella de semanas para el embarque de mercancía en puertos internacionales. Además, debido a que las importaciones en los países de occidente presentan considerables retrasos, los productos han aumentado de precio.

Factores del caos

Es una reacción en cadena. Si bien, la escasez de contenedores es el primer factor que detona la crisis, todos los demás elementos en juego se retroalimentan para continuarla. Desde el año pasado, ante un aumento de demanda de productos en países como Estados Unidos, una gran cantidad de contenedores viajaron desde Asia y no han podido regresar a sus puertos de origen para continuar con el flujo de comercio. Simplemente, el volumen de importaciones de Asia es mucho menor a sus exportaciones y hoy los contenedores se encuentran varados en Europa y diversos países del continente americano.

El segundo factor son los retrasos en el tráfico marítimo. Por un lado, porque la temporada de tifones en China detuvo las operaciones temporalmente, por otro, debido a los cierres por brotes de COVID-19 en diversos puertos. Por supuesto, el bloqueo de la embarcación Ever Given en el Canal de Suez en marzo de 2021, no facilitó las cosas.

La reducción en la producción en países como China, India, Vietnam y Bangladesh representa el tercer factor en el desarrollo de la crisis de contenedores, esto debido a continuos brotes de COVID-19. Además, desde septiembre de 2021, China presenta una crisis de energía derivada del suministro de carbón, lo cual ha provocado cierres en bloques industriales.

¿Una oportunidad para México?

De acuerdo a expertos, la solución no está cerca, y algunos aseguran que podría alargarse hasta 2023. Es aquí donde podría abrirse una oportunidad para México, pudiéndose convertir en un proveedor aún más atractivo para la economía que más demanda de China: Estados Unidos. Los productores de nuestro país hoy presentan ventajas de cercanía, costos, idioma, horario de trabajo, y convenios internacionales que ante la crisis de los contenedores cobran valor. En vez de semanas de retraso y algunas más de traslado entre Asia y América, el sistema de transporte terrestre y ferroviario entre México y el norte del continente podría transportar productos y mercancías con mayor seguridad, certidumbre y agilidad.

Ante la crisis, en Grupo Silca nuestros expertos se mantienen al tanto e informan constantemente a nuestros clientes de factores que podrían interrumpir el flujo intercontinental de mercancía. Además, un equipo de abogados especializados se encuentran al día de las regulaciones que afecten el comercio. Sea cual sea el escenario, estamos preparados para asesorar y encontrar la mejor solución para las infinitas posibilidades que presenta nuestro ramo. Si tienes alguna pregunta, no dudes en contactarnos en servicio.clientes@silca.com.mx.

De acuerdo a expertos, la solución no está cerca, y algunos aseguran que podría alargarse hasta 2023. Es aquí donde podría abrirse una oportunidad para México, pudiéndose convertir en un proveedor atractivo para Estados Unidos.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporativo Grupo Silca

servicio.clientes@silca.com.mx
+52 (314) 331 1100 / +52 (314) 145 5391

 

Av. La Audiencia #48 Int. 76-A
Colonia Península de Santiago
CP 28867
Manzanillo, Colima
México