Blog

Los alimentos congelados en la era del COVID-19: Una oportunidad de mercado con retos de logística

Los alimentos congelados han representado una alternativa accesible y práctica para los consumidores de todo el mundo, con una variedad de productos que van desde cárnicos, aves, pescados y mariscos, vegetales, frutas, hasta infinidad de opciones listas para comer. Aunque su crecimiento de mercado ha sido estable en los últimos años, fue hasta la crisis mundial por COVID-19 que los productores vieron un repentino despunte en sus ventas.

Cambios en los patrones de consumo de alimentos congelados a partir de la pandemia

El mercado de los alimentos congelados continúa siendo una historia de éxito en el contexto de la pandemia. En Reino Unido, las ventas de estos productos crecieron un 11% respecto a 2019, y en Estados Unidos, las ventas en dólares de productos del mar y pollo aumentaron en un 35%.

A partir de las medidas de distanciamiento social, trabajo remoto y cierre de actividades comerciales en todo el mundo, los hábitos en el consumo de alimentos cambiaron. A principio de 2020, el aumento de ventas se debió en parte a la percepción de escasez de productos básicos, y más avanzado el confinamiento, las personas continuaron cocinando en casa, buscando opciones convenientes en tiempo y presupuesto, con viajes al supermercado más planeados y con menor frecuencia que en años anteriores.

Lo anterior es la cara opuesta a la dura realidad que vivieron los productores y distribuidores de alimentos frescos para la industria de la hospitalidad. Ante el cierre de actividades no esenciales, muchos productores de carne, pescados, mariscos y aves, frutas y vegetales se vieron en la necesidad de congelar millones de toneladas de producto que antes colocaban en el canal de distribución dirigido a hoteles, restaurantes y cafés. Las proyecciones de ventas y las cosechas no pudieron esperar, y solo los más ágiles pudieron colocar su producción en los mercados de consumo.

En ambos casos, las redes de distribución y logística tuvieron que responder de manera flexible e inmediata a las fluctuaciones en la oferta y demanda de alimentos congelados, a medidas restrictivas para el comercio exterior, y a tiempos acelerados.

Retos para la transportación y logística de alimentos congelados

Indudablemente, una de las áreas más sensibles de la industria de los alimentos radica en la complejidad de llevar un producto de un lugar a otro, y más a través de fronteras. El tiempo, la temperatura y el manejo lo son todo cuando se trata de alimentos. A diferencia de los productos frescos, los congelados tienen una vida anaquel más larga y pueden permanecer en tránsito por más tiempo, sin embargo, los embarques deben cumplir con una entrega programada con precisión para cumplir con contratos y para maximizar la vida de anaquel en puntos de venta; por tanto, los distribuidores de estos productos buscan balancear la capacidad de sus bodegas congeladas.

La cadena de frío también representa un reto. No solo es necesario mantener un rango de temperatura óptimo para la conservación del producto, sino también conocer la temperatura ambiental en el punto de origen y destino para planear una estrategia de logística disponiendo la capacidad necesaria de un vehículo de carga con temperatura controlada. Comprometer la cadena de frío significa desperdicio, riesgos para la salud, o pérdida de calidad del producto.

Además, cada grupo de alimentos congelados presenta condiciones de manejo específicas en donde se toma en cuenta la vida de anaquel, el rango de temperatura, y el tipo de embalaje, entre otros factores, para planear su traslado hacia o desde el extranjero.

Y mientras la variedad de productos congelados aumenta, también lo hace la complejidad para planear estrategias adecuadas para cada uno.

El futuro de los alimentos congelados

Datos de mercado en Estados Unidos y Reino Unido indican que los alimentos congelados pueden continuar crecimiento más allá de la crisis por COVID-19, dado que la categoría está atrayendo a nuevos compradores y compradores recurrentes aún después de las primeras fases de confinamiento. Son productos con vida de anaquel prolongada, que reducen el desperdicio, dan más valor por el dinero, que en muchas ocasiones capturan la frescura desde la cosecha o preparación inicial.

Pero desde la perspectiva de los productores, se necesita mucho más que un buen producto para triunfar. Desde el punto de vista de mercado, es la innovación un factor fundamental para atraer a los consumidores. Y como parte de la cadena de abastecimiento, los grandes clientes requieren proveedores capaces de entregar en tiempo y forma para el cumplimiento de contratos.

Las soluciones de Grupo Silca ante esta oportunidad

Un equipo de trabajo experimentado es clave en la planeación logística y aduanera de los productos congelados. En Grupo Silca tenemos 20 años trabajando en diversas industrias, como la de alimentos perecederos. Sabemos que la precisión y la asertividad en los tiempos de traslado son clave, considerando factores como peso, producto, temperatura requerida, instrucciones de manejo, lugar, fecha y horario de entrega, así como programación de llegada al destino.

En materia de higiene, debido a los requerimientos derivados de la pandemia por COVID-19, hemos reforzado las prácticas sanitarias respecto al transporte de alimentos frescos, refrigerados y congelados.

Respecto a la planeación, proveemos asesoría legal en materia de comercio exterior y estrategias para los trámites aduaneros ágiles, evitando retrasos y errores en la documentación que pudiesen representar una pérdida. Estamos al tanto de cualquier restricción no arancelaria que pudiera surgir para informar a nuestros clientes de posibles escenarios.

Y gracias a la tecnología en una amplia red de servicios, somos capaces de cuidar la integridad de su carga con sensores de temperatura y unidades en óptimas condiciones. Además, una comunicación continua con nuestros clientes asegura la certidumbre en sus operaciones de comercio exterior.

Mientras la variedad de productos congelados aumenta, también lo hace la complejidad para planear estrategias adecuadas para cada uno.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Corporativo Grupo Silca

servicio.clientes@silca.com.mx
+52 (314) 331 1100 / +52 (314) 145 5391

 

Av. La Audiencia #48 Int. 76-A
Colonia Península de Santiago
CP 28867
Manzanillo, Colima
México